Mercado mundial se desploma este lunes negro

Reading Time: 3 minutes

CoinFabrik specializes in auditing and developing Dapps.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Durante los últimos meses, la economía mundial se ha observado duramente penalizada a causa del avance del Coronavirus. Generando la interrupción de las actividades normales en naciones como China o Corea del Sur. Sin embargo, no es sino hasta el día de hoy que podemos comenzar a hablar de una crisis económica generalizada ocasionada por la enfermedad. Manifestándose no solo en la caída de las bolsas este lunes negro, sino en el derrumbe de los valores del petróleo.

Muchas petroleras de Estados Unidos están altamente endeudadas. Decenas de ellas cerraron operaciones en los últimos años, mientras otras redujeron su personal.

Hace 1 mes, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional de los Estados Unidos quería patrocinar a un investigador postdoctoral para estudiar qué si el dólar de Estados Unidos perdiese su estatus como moneda de reserva mundial, ocurriría, el sábado 15 de febrero. Gracias a ello, se consiguió investigar más al respecto, y se ha incluido al efecto del Cisne Negro.

El coronavirus humano NL63 es un virus ARN identificado en 2003 en un nene con bronquiolitis en los Países Bajos.

Para comprender que sucede en el mercado internacional del petróleo, debemos comprender la situación en que se encuentra la economía mundial a causa del Coronavirus. Y es que, el avance del virus obligó a varias áreas de las empresas más afectadas por la enfermedad, a decrecer el ritmo de sus actividades, cuando no a interrumpirlas totalmente.

John Kilduff cree que el nuevo escenario apunta hacia una situación en la que cada productor tendrá que velar por sus propios intereses. John Kilduff es asociado de la firma de inversions Again Capital LLC.

Por consiguiente, se comprende que exista una sensible reducción en la demanda petrolera a nivel mundial. Ya que, al decrecer el consumo de electricidad por parte de las compañías que se encuentran cerradas por el Coronavirus. También cae el volumen petróleo necesario para satisfacer las necesidades energéticas de la población.

Así, estaba el escenario puesto para una repentina disminución en el valor del tonel de petróleo, que Arabia Saudita, al lado de las naciones de la OPEP querían atajar. Pretendiendo persuadir a Rusia, el otro gigante energético global, de reducir la producción petrolera en al menos 1.5 millones de toneles periódicos, para cuidar la cotización del crudo.

Sin embargo, Rusia prefirió rechazar la estrategia saudí, cuidando su cuota del mercado petrolero global. Sobre todo en un momento en que ya existía una disminución voluntaria en la producción para frenar la caída causada hace algún tiempo por el ingreso al mercado del petróleo de esquisto.

Esta determinación de Rusia ha caído muy mal en los círculos de poder saudí. Comunicando de inmediato el aumento de la producción de crudo del reino árabe a 10 millones de toneles por día. Brindando, adicionalmente descuentos relevantes en el valor del petróleo comercializado a través de la petrolera estatal saudí, Aramco.

Todo esto llevó a que el mercado de petróleo reaccione tirando debajo los valores en más del 30% este día lunes. Preparándose para un aumento sustancial en la oferta de crudo, en un momento en que la demanda del mismo también se reduce gracias al Coronavirus. Creándose así un exceso de petróleo en el mercado mundial, y abaratando su cotización.

Sin embargo, los descalabros económicos de este lunes no terminaron con la caída histórica del valor de petróleo. La mayor que se recuerde en este mercado desde la Guerra del Golfo de 1991. Sino que los efectos perniciosos del coronavirus se expandieron por todo el mercado financiero internacional, afectando a las principales bolsas del mundo.

Las fábricas estuvieron inactivas y miles de vuelos mientras el brote de coronavirus que empezó en Wuhan, China, se ha convertido en una pandemia global, se los cancelan en todo el mundo.

Y es que, si hasta ahora los mercados se habían mantenido optimistas ante el avance del Coronavirus. La guerra de valores en el mercado petrolero comenzada por Arabia Saudita y Rusia, despertó los peores miedos en los inversionistas. Quienes han observado al rostro las peores consecuencias que tiene la actual crisis de salud.

Todo lo cual, combinado con la paralización de relevantes áreas de la economía mundial por la enfermedad. Hace 12 años, ha llevado a la peor caída del mercado financiero mundial desde la crisis. Teniendo que interrumpirse las gestiones en la bolsa de Nueva York durante 15 minutos, para impedir que la caída siguiera por más tiempo.

Así, las cifras que deja tras de sí el lunes negro son dramáticas. Con una caída del 7,79% en el índice Dow Jones, 7,6% en el S&P 500, y 6,83% en el Nasdaq 100. Mientras las acciones de Aramco retrocedían un 10%, por su parte, fuera de los Estados Unidos, la bolsa de Saudi Arabia padeció una caída del 9,6%. Y en Europa las cifras de la caída rondan el 8% en las principales bolsas del viejo continente.

En todo caso, lo que sí queda claro por lo pronto es que los únicos que observarán un claro beneficio en el corto plazo son los conductores de autos y los transportistas que podrán llenar sus tanques con menos dinero.

En medio de una de las peores situaciones económicas que se recuerden en mucho tiempo. La cual constituye nuestro Dato del Día de hoy aquí en CriptoTendencia.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •