Esta imagen es una representación de un COVID-19 bajo un microscopio electrónico.

El coronavirus infecta el mundo financiero

Reading Time: 2 minutes

CoinFabrik specializes in auditing and developing Dapps.


El virus

La propagación de la nueva pandemia del Coronavirus ha tenido lugar y ha infectado no solo a China, sino también a Europa y los Estados Unidos. También observamos el incremento de los números en América del Sur. Por consiguiente, un escenario macroeconómico muy oscuro se está desarrollando en estos momentos.

Las naciones occidentales veían la dificultad que se desarrollaba a principios de años en China desde lejos. Así, han ignorado los primeros casos y han permitido que el virus se difundiera libremente por todo el mundo. Asegurándose a sí mismos que no serían ellos los afectados. No obstante, este escenario ha cambiado.

De ahí a que ahora se están implementando limitaciones en todas las naciones del mundo occidental. Por un lado, por precaución, y por otro, para lidiar mejor con tantos casos de infección, y un número de fallecidos en alza.

Aún con todo, en muchas ciudades europeas, como en Berlín, las limitaciones se introdujeron demasiado lento. Esto incrementa el peligro de una mayor propagación del virus.

El impacto de las medidas en la economía

Estas limitaciones son otro duro golpe que debe soportar la humanidad y los mercados tradicionales. La mayoría de ellas, como cerrar las fronteras a extranjeros, van contra el comercio internacional.

Podemos tomar a China como guía, si bien el alcance del daño económico en Europa y los Estados Unidos sigue siendo dudoso. Anteriormente, se había dicho: «La actividad se ha contraído en muchas áreas en más del 80% en comparación con el año anterior». Todo gracias a la cuarentena que vive el gigante asiático.

La producción industrial descendió un 13,5% y las ventas minoristas descendieron un 20% interanual. No obstante, los datos son para enero y febrero. Por ende, deducimos que la producción probablemente se ha reducido en más del 30% y las ventas cerca del 50% solo en febrero.

Eso es algo que no tiene antecedentes en la historia actual china. La buena noticia es que China, —que no va a poder ayudar a otros lugares como latinoamérica en mantener sus tasas de crecimiento — , está volviendo a prender sus turbinas. El tráfico ha incrementado considerablemente durante la última semana y esto parece coincidir con un número cada vez menor de nuevos casos del Coronavirus.

La mala noticia es que ahora la demanda externa de los productos chinos se observará afectada; pues recordemos que muchos de sus clientes tomaron la medida de cerrar sus fronteras.

A diferencia del viejo continente o de la parte norte de nuestro continente, sabemos que nuestros sistemas de salud, en líneas generales, no son de muy buena calidad. Por lo cual, en América Latina la historia será diferente.

Herramientas contra el virus

Las autoridades alrededor del mundo están claramente actuando desde un lugar de pánico. En consecuencia, parecen estar ansiosas por utilizar todas las herramientas que funcionaron durante las crisis económicas pasadas.

Esto hace referencia al sosiego monetario masivo y el voto de confianza fiscal, mejor conocido como Flexibilidad Cuantitativa. Sin embargo, la microgestión va a ser aún más relevante. Podrían caer rápidamente como piezas de dominó y hacer que la factura económica sea mucho más alta de lo que ya lo está haciendo. Esto a menos que las empresas más pequeñas reciban ayuda.

Otras medidas son ajustes en la política fiscal, o específicamente en el gasto público. Por ejemplo, en Estados Unidos se habla de paquetes financieros para eliminar el gravamen sobre la nómina. También se pretende cuidar a los trabajadores por hora de los sueldos perdidos.

Fuente: Criptotendencia

Te puede interesar: